domingo, 9 de marzo de 2008

¡Qué risa tia Felisa!


Las chicas sonríen mucho más que los chicos. Esto es sobre todo más notorio según nos vamos haciendo mayores. Los hombres mayores sonríen con cuentagotas. Nos encontramos en una época en la que los sexos se miran con más respeto y tienden a igualarse en derechos y privilegios. Es por ello un buen momento para fijarse en las cosas que les funcionan a las chicas para apropiárnoslas. No todas las cosas, aclaro, apropiarse de las tetas para tocarlas fácilmente no sería una solución cómoda porque generaría algún que otro comentario inoportuno y además ocupan espacio. Además, tenemos otros miembros interesantes también, tremendamente útiles.

Pero sí puedo elegir la sonrisa porque es algo que quiero tomar de las costumbres del otro sexo. Veo que les funciona. Hay también hombres que dan muestra del buen resultado de la sonrisa. Tengo un amigo, Santi, que casi durante el setenta por ciento del tiempo sonríe y le va bien, de fenómenos. Me consta que no es camelo. Cuando está jodido lo dice. Mientras no.

Al final, sonreír es querer gustar, ni menos ni más. No es de tontos, es algo inteligente. Es una elección, una postura. Aquellos que piensen que es algo artificial o que hacerlo sin “tener ganas” puede ser falso, les diré que creo que nada producido por nosotros es artificial. De igual modo que la cara de duro, de mala hostia, de víctima o de inocente. Es igual de auténtico. Puede resultar que la sonrisa es un estado perfecto para la situación de stand-by, la situación de “no tengo entre manos ninguna putada importante que me haga estar jodido”. Elijo la sonrisa cuando pueda.

Dicen que la sonrisa ejercita muchos músculos de la cara. A lo mejor te estás haciendo un mini-maratón si te partes de risa. Y todo ello sin salir de casa ni llevar pantalones de atletismo tan ridículos. Es un ejercicio tipo Gym-body-8, los famosos electrodos de la tele que mediante una pequeña corriente eléctrica (la cual produce ciertos impulsos eléctricos en los músculos), se consigue adelgazar mientras uno se toma una pizza y un helado de vainilla viendo la tele.

En los EEUU también la frecuentan. Es contradictorio. Un país que lanza más misiles por el mundo que tuneladoras por el subsuelo madrileño Gallardón, es también un país que sonríe al desconocido. Así uno se siente bienvenido. ¿Son amables o inteligentes?.

También mis halagos a la sinceridad del que se siente jodido y no quiere sonreír. Es para mí muy bonito mostrar lo que se tiene. El más tonto del planeta es aquel que está jodido y sonríe a todo el mundo. Ay, no, perdón, ése es el segundo más tonto. El primero es el que se siente bien y le pone cara de perro al mundo entero.

7 comentarios:

Viernes dijo...

Querido Juambo,
Veo que nada cae en saco roto...
Te felicito por el post, y por la inteligente manera de tratar el tema... lo que pasa es que en todo andamos con los prejuicios puestos y no sabemos distinguir la sinceridad existente detrás de cada gesto, cada sonrisa o cada cara larga... es ahí donde corremos el peligro de responder en todo caso con la sonrisa, no te parece?
En cualquier caso, a las malas, como decía la Pantoja, "dientes, dientes..." ja ja ja.
Saludos chopiteros!

Juambo dijo...

dientes, dientes: que viva el folk!

me arriesgo que no se pierde tanto

salve chop's

Ángel dijo...

Muy cierto lo de Santi, tol santo día sonriendo. Para todo hay una cara, es verdad, pero discrepo en parte de tu argumento. A veces hay que fingir caras por cuestiones prácticas.

Por ejemplo, mirar con cara de muy remala hostia a los rumanos que me intentan limpiar la luna del coche en Castellana con José Abascal me permite continuar mi periplo con una sonrisa en la cara.

Viernes dijo...

Santi,
No se puede expresar mejor la cara con la que se mira a las rumanas de diente de oro, ja ja ja, muy bueno...
En cuanto al otro Santi, con todo el cariño, D. Pepe Sonrisas, es que se sale, me parece el mejor, así se llegará a viejo con más salud y alegría que ninguno! Ole, por su risa!
Saludos chopiteros!

Viernes dijo...

Perdón te he dicho Santi, y quería decir Ángel.
Eso sí, con una sonrisa de oreja a oreja!

estudio berlín dijo...

a veces se gana..incluso
M

book-fu.com dijo...

Sí señor; da gusto cuando la gente se toma el trabajo de escribir lindo acerca de asuntos importantes. Sí...