martes, 12 de febrero de 2008

Entrar

El sábado por la tarde marché al cine con mi amigo Fabrizio. La gente no alcohólica es peor aún que los borrachos. La sesión de las ocho estaba a reventar, había mucha gente muy despierta. La expectación llegaba de la mano de la película que los hermanos Cohen estrenaban el pasado fin de semana con un Bardem galordonado internacionalmente.

Los cines Ideal guardan un ambiente curioso en su interior. En la cola de las palomitas me quedé muy sorprendido al presenciar una escena que puede ser de lo más corriente por las calles de cualquier ciudad. Justo detrás de nosotros, en la fila, se encontraba una chica joven de raza negra que además de vestir de forma muy moderna y tener una figura prodigiosa, al apartarse el brillante cabello que ocultaba su cara, aparecía una especia de sol de mediodia, una luz de astral que hacía al mortal caminante temer que los presagios se cumplieran e imaginar que allí mismo cayera el cielo sobre nuestras cabezas. Su belleza era mucho más interesante que cualquier película. Un señor mayor, de unos cincuenta años, con un bigote ligeramente cercano al de Miguel de la Cuadra Salcedo, situado detrás suyo en la cola, con toda la naturalidad del mundo comenzó el siguiente diálogo:

- ¿Qué película vas a ver?

(Silencio de la chica)

- ¿Vas a ver alguna película aquí?

(Aquí es cuando el Excel te da un error porque has puesto en la fórmula la casilla donde estás escribiendo)

- No, te preguntaba que qué película vas a ver. No te preocupes, yo ya he sacado mi entrada y no voy a cambiarme de sala aunque vayas a ver una película diferente a la mía.

- Déjeme en paz. No sé que le pasa a usted.

(En perfecto castellano. Respuesta contundente. Creo que o se sentía acorralada o está acostumbrada a estas lides)

- Lo que ocurre, guapa, es que los hombres normalmente decimos cosas graciosas a las chicas guapas, porqué tú eres una guapa, ¿Sabes?. La vida es así.

(Silencio masticable tipo chicle para dejar de fumar)

- ¿Estás sola?

- No, estoy con mi novio que está allí (señalando al fondo de la estancia) y va a venir ahora.

(Pausa masculina mínima y luego...)

- Me imagino que tu novio será un hombre simpático, ¿no? Sobre todo con un hombre mayor, con bigote.

ESPANTADA DEL BIGOTES.

Aluciné. Luego me dí cuenta de que a las chicas guapas les entran bastantes hombres por la calle. Es algo que los hombres no tenemos en cuenta pero sucede. Me lo ha contado alguna guapísima.A veces es divertido. Sobre todo si no es a tu chica o si tu chica tiene empaque.

"Entrar" a chicas es un desafío masculino habitual y también una necesidad. Es ahogador cuando el miedo al rechazo se siente. Es muy divertido cuando juegas, te interesa la otra persona y tienes verdaderamente ganas de adentrarte en el espeso bosque de la otra persona. No siendo por supuesto un proceso unilateral, a lo mejor, lograr follar consiste en eso, en tener verdaderas ganas y en personalizar la voluntad. Entonces tus facultades son óptimas. Si lo hacemos robóticamente te puedes encontrar con un telón de acero como se encontró el bigotes.

13 comentarios:

Ángel dijo...

Hay una teoría, que he escuchado más de una vez en boca de actrices y modelos, que argumenta que a las guapas no las entra nadie, salvo los borachos babosos y los hombre con bigote (el matiz es mío), porque creen que les van a dar calabazas.

En este aspecto y en otros muchos de la vida, el 'no' ya lo tienes, así que... Acércate, controla tus instintos, disimula tu erección y haz que se ría. Eso también lo dicen siempre, sí, es muy importante hacerlas reír.

tosser dijo...

a veces las chicas negras hablan muy bien el castellano porque son españolas

estudio berlín dijo...

tienes razón ángel, a todas las chicas guapas y feas nos gusta que nos hagan reir; creo que también a las blancas, negras y amarillas pero esto último no lo tengo muy comprobado ..y lo del bigote tira un poco para atrás

Juambo dijo...

a las amarillas las he visto alguna vez por mi barrio y me da a mi la impresión de que también les gusta que les hagan reír. Tosser quizás sepa de lo que habla. Se le saluda. Esta chica negra hablaba muy bien el inglés. Lanzó un par de interjecciones en inglés. También alguna en español. Todas con buen acento, ¡qué gusto poder cagarte en la mar en dos lenguas alternativas!
angel, yo no me creo lo de "nadie" salvo cuando vuelvo escalciado del gran circo de roma a dos velas tipo cirio precristiano.
Qué guay la risa femenina con mesura en la potencia sonora.

rafael dijo...

Cuando un tío entra a una tía, es muy fina la línea que separa el acoso, el ridículo y el éxito. El acoso es una cosa mu mala que hace repugnante al hombre. El ridículo al menos es divertido. Y el éxito da un gustito...! Creo que Bigotes fue divertido, aunque él no lo sepa

estudio berlín dijo...

creo que igual he sido algo simplista en mi afirmación anterior sobre este gran tema que nos ocupa.

Es verdad que a todas las mujeres nos gusta reirnos; pero siendo sinceras esto no es suficiente del todo.

Se me ocurre que una chica guapa "tema específico del que se habla" puede resultarle acoso la entradilla del Bigotes; pues no parece muy agraciado el tipo;

Otra cosa sería...(novios aparte) que el chico estuviera bueno.... entonces quizá resultara gracioso.

Porque sin tenerlo muy comprobado tampoco...INTUYO que a las chicas guapas además de reirse les gustan sobretodo los chicos guapos...que en esto creo que cada vez nos parecemos más los humanos

"Dura-lex sed lex" es una fabrica de vasos dijo...

"mujer que ríe, braga que cae".

...que se lo digan al "Viernes"

Viernes dijo...

Ante el interesante tema al que he dedicado los últimos 30 años de mi vida y sobre el que estoy como el primer día... acojonao, he de manifestar que una cosa es entrar a alguien con pretensiones vacilonas, como me parece llevaba el bigotes, y otra entrar lo que se dice a saco paco con intención fornicante, donde, como en el anuncio de brumel, es donde un hombre se la juega... Ahí os quiero ver, porque una vez que te tiras a tumba abierta, lo más probable no es el NO, sino recibir cierta humillación y cierto desprecio, que es lo que haceos los humanos al final cuando nos sentimos poderosos, totalmente poderosos en una situación... y el de enfrente acaba pagando los platos rotos de los malos rollos que lleva la interesada en la cabeza... Ahora que, si esto no ocurre, has triunfao fijo, porque no hay cosa mejor en el mundo que estar en el momento adecuado en el sitio adecuado y frente a la tía receptiva! ... Por cierto, se agradecen las alusiones, duralex. La risa como bien sabes es la mejor manera de relajar esfínteres...

Viernes dijo...

A todo esto... y ese cambio de look?

estudio berlín dijo...

como veo que igual me he "colao" en un blog de chicos, os invito (sin intencion de robarle clientes a j) a visitar el blog de una amiga para que también os riais un poco y caigan algunos calzones.
/karenchuowens.blogspot.com/2006/12/bomberos-por-doquier.html

"Dura-lex sed lex" es una fabrica de vasos dijo...

Joer, viernes, que te he visto toreando y no me cuadra ná de ná lo que cuentas mas arriba...

La leche. Qué profundidad.

p/s: Ni miedo al ridiculo ni gaitas... hay que torear, torear, torear y mujer que ríe...

p/s2: Se me olvidó saludar al respetable, que soy nuevo en esta plaza. Vengo del blog chopitosway dirigido (y en ocasiones toreado) por el profundo "viernes" que hoy, está de lunes...

Pabloque dijo...

La verdad es que llego un poco tarde a la tertulia, pero me gustaría aportar mi visión sobre este tema. Además, el hecho de que es una teoría probada empíricamente le da un valor inalculable.
La clave no está ni en ser guapo, ni en ser gracioso, ni ninguna otra de las cosas que se comentan. La clave es la CONFIANZA. Si una tío(con un mínimo de apariencia, limpieza,vamos que no sea como el chikilicuatre), entra a una tía(por muy guapa que sea) con confianza y convencido de que va a triunfar, no hay nada en el mundo que le impida el éxito.
Yo siendo la misma persona humana, he tenido épocas de sequía anotadora, preocupante y épocas de ser un auténtico Pichichi y la única diferencia es la que os comento.
Además, estoy seguro y también está comprobado, que alguno de los que escribís (Angelito, el anfitrión,...), estais de acuerdo conmigo.

Juambo dijo...

pabloque, wilkommen, bienvenue, welcome!! cabronaco, la confianza la da tus porcentajes de acierto que en cierta época tuviste. muy próxima a la de cobaya brian. faltó el canto de un duro para que se te rifaran en el draft. bromas aparte hablas plata.si no fuera así hay ciertos enlaces inexplicables. un abrazo amigo